La vieja escuela, la vieja guardia

OPINIÓN 12/07/2021 Por Prof. Juan Marcos González López
Los que tenemos entre 55, 60, 65, 70 y más años cometemos el gran erro al decir que el béisbol o sóftbol de "antes" fue mejor. Nos gana la nostalgia, y la percepción equívoca de que todo lo pasado fue mejor.
211682515_10224376523194277_760643734161172673_n

Nada fue, es, ni será mejor, simplemente será distinto y diferente. No es de mi agrado escuchar a algunos compañeros veteranos (como su servidor), esgrimir argumentos como: "Antes sí sudábamos la camiseta", " antes éramos más agresivos para jugar", " en mi época sí le teníamos amor al juego" o "ahora ni se despeinan los jugadores". 

Continúo, me apena oír expresiones u opiniones como estas: "Antes puro bat de madera", "no les gusta ensuciar el uniforme", "actualmente los guantes o manoplas son mucho más grandes", "en mi época no jugábamos por dinero", "en mis años nos moríamos en la raya" etcétera, etc., etc. 

Mi muy sincera opinión, es que conforme más años tenemos, más anhelamos, extrañamos, sentimos una legítima nostalgia (como ya lo dije renglones arriba). Solemos decir " los maestros, los médicos, los ingenieros, las enfermeras, las mamás, las abuelas; las películas, las canciones de antes, eran mucho mejores. 

Una sugerencia de buena fe, de todo corazón y con mucho cariño es que no juzguemos, no critiquemos, no descalifiquemos a los jugadores de "hoy" o a los de "antes". 

Jugadores veteranos (as): Apoyemos con todo a los muchachos (as) de esta época, obséquiales un buen consejo, una palabra de aliento, un aplauso. 

Jugadores jóvenes: Nunca menosprecien en béisbol o sóftbol de antaño, ten la humildad de escuchar un tip o sugerencia de buena fe que te regala tu abuelo, tu papá, tu tío o un pelotero (a) que su mayor tesoro es la experiencia. 

La "vieja escuela" o "vieja guardia" no es una cuestión de cronología, de edades, sino de actitudes. Hoy muchos jugadores jóvenes son de vieja guardia. 

P.D. Recibe un abrazo inconmensurable, no nos separa una brecha generacional, nos une el amor a la pelota y el bat.

Te puede interesar